Metodología Lean: aplicando la innovación en los negocios

| Out of the box |

Existe una competencia constante entre las empresas, que buscan la manera de mejorar en calidad e innovación del producto o servicio para seguir siendo competitivas.

Y la metodología Lean ayuda a alcanzar este objetivo.

El término "Lean Manufacturing" comenzó a utilizarse en Japón en los años 80 y se generalizó en 2011, cuando Eric Ries escribió el libro "Lean Startup", donde adaptó la metodología Lean a las Startups. Si bien esta metodología se basaba, inicialmente, en los sistemas de producción, su aplicación se ha llevado a otras áreas e industrias para mejorar los procesos en la creación de valor.

¿Qué es la metodología Lean?

Es un conjunto de métodos que busca lograr la mejora continua y la satisfacción del cliente, produciendo según la demanda real con el menor consumo posible de recursos. Se trata de buscar herramientas que ayuden a eliminar todos los desperdicios y las operaciones que no agregan valor al producto o a los procesos, mejorando la calidad y reduciendo tiempos de producción y el costo.

¿Cómo implementar Lean en las empresas?

El éxito de esta metodología dependerá del nivel de colaboración y comunicación de todos los miembros de la empresa. Para ello se deben tomar en cuenta los dos pilares:

Mejora continua

Como el principal objetivo de esta filosofía es crear valor para los clientes, se hace necesario estar en un proceso de continuo aprendizaje, considerando las necesidades y deseos de los consumidores. 

Para aprender qué le da más valor a los clientes, se deben poner a disposición los productos o servicios rápidamente, ya que de esta manera se podrá recibir en poco tiempo una retroalimentación valiosa que ayude a mejorar el flujo en la creación de valor, en sus distintas aristas.

Al identificar las oportunidades de mejora, el proceso se reinicia, logrando una agilidad progresiva en el negocio.

Respeto por las personas

Las mejores ideas pueden venir desde cualquier lugar, especialmente de quienes están en contacto con el producto y con los clientes. Por eso se debe incentivar que todos, incluso los de la primera línea de trabajo, aporten con ideas que permitan optimizar el tiempo, los recursos y el talento, y así crear valor.

Por lo tanto, se debe garantizar que la voz del cliente y de quienes realizan el trabajo se hagan escuchar.

Ventajas de la metodología Lean 

El Lean Manufacturing permite a las empresas estar a la cabeza de la competitividad e innovación, aprovechando los beneficios que proporciona, como son:

  • Reducción de costos: la optimización de los procesos productivos reducirá los gastos superfluos. La investigación previa, permitirá descubrir la necesidad de los clientes y producir en función de ella.

  • Aumento de la productividad: detectar y eliminar cualquier defecto en los procesos se traducirá en un incremento de la productividad y agilidad en la producción.

  • Reducción de inventarios: al mantener un equilibrio entre la oferta y la demanda se evitará la sobreproducción.

  • Clientes más satisfechos: sus necesidades quedan cubiertas al conocerlas de antemano, y los tiempos de entrega se reducen al eliminar pasos que no agregan valor al producto.

  • Mejora de la calidad de los productos y servicios: Lean se centra en el cliente y, aunque mejorar la calidad del producto final es una prioridad, el cliente también se beneficiará de un servicio de atención al cliente o de soporte más eficiente.

 

Lean Manufacturing permite una mejor gestión de los recursos internos y la participación de todos los efectivos de la empresa, para producir en función de la demanda y cumpliendo con las exigencias del cliente, factores claves para asegurar la rentabilidad de las compañías.

Metodologías de innovación
SOBRE EL AUTOR
Esteban Patiño
Esteban Patiño

Art & UX Leader

COMENTARIOS