La metodología de Design Sprint y la innovación en la empresa

| Out of the box |

En la creación de un nuevo producto o servicio, muchas veces se hace complicado definir el punto de partida, por lo que se acaba perdiendo valioso tiempo y recursos, sin obtener el resultado deseado. Sin embargo, existe un método de trabajo que permite obtener un producto final estableciendo un estricto calendario temporal para su desarrollo, es el Design Sprint.

¿Qué es el Design Sprint?

Es una metodología creada por Google Ventures que combina 4 partes clave del marketing empresarial, como son el diseño estratégico, procesos de innovación; metodología de diseño centrada en el usuario, como el Design Thinking y el Lean; y técnicas ágiles.

Pretende minimizar los riesgos al diseñar un producto o servicio, atendiendo a las necesidades del cliente y optimizando la creación del prototipo. 

Este método ha sido ideado para alcanzar el objetivo de tener una propuesta, prototipo y test con usuarios en 5 días.

Los 5 días en el Design Sprint

Día 1: Entender

Todos los stakeholders (partes interesadas) de la organización estarán enfocados en definir el problema e identificar el objetivo final. Se determinarán las tareas a realizar durante la semana.

Día 2: Idear

El equipo comienza a explorar las distintas opciones para resolver el problema, sean factibles o no. En esta etapa se fomenta la creatividad y la innovación. 

Día 3: Decidir

El grupo analiza las posibles soluciones encontradas y decide cuáles tienen más posibilidades de alcanzar el objetivo planteado. 

Día 4: Crear prototipo

Se crea un modelo funcional diseñado a partir de las ideas recogidas sobre el papel. Se debe desarrollar manteniendo el enfoque final de la mejor manera posible para realizar pruebas con él.

Día 5: Probar

En el último día, el prototipo final se muestra a los usuarios, y se prueba. El objetivo es validar el producto y descubrir errores de diseño para crear un producto que cumpla con todos los requisitos esperados.

El Design Sprint favorece la colaboración y comunicación en el equipo, ya que todos deben tomar decisiones de manera conjunta. La creación del prototipo y la experimentación permite visualizar la solución y a los usuarios involucrarse con el proceso participando en las pruebas.

 

Beneficios del Design Sprint para las empresas

  • Metodología ágil que reduce los ciclos de desarrollo del producto, muy importantes en las empresas donde las métricas de negocio son fundamentales.

  • Proporciona un enfoque orientado al cliente, garantizando que todas las partes conocen lo que se va a construir.

  • Los prototipos que se realizan durante el proceso reducen el costo de errores. Las pruebas de usuario aumentan las posibilidades de que la solución final resulte viable en la realidad.

  • Fomenta el pensamiento y los planteamientos originales gracias a la experimentación, analizando ideas que la empresa normalmente rechazaría.

Los desafíos del Design Sprint

El reto más importante al emprender la metodología Design Sprint es conseguir a las personas adecuadas para cada proyecto. Los equipos deberán estar dispuestos a posponer sus agendas y enfocarse en el Sprint. 

Los altos ejecutivos de la empresa estarán presentes solo en la reunión del primer día y en ocasiones introducen nuevos factores que en el último momento pueden destruir todo el proceso.

El Design Sprint precisa de una inversión importante de tiempo, con jornadas muy exigentes para los grupos de trabajo. Con frecuencia los problemas son demasiado complejos de resolver, llegando a la fase de pruebas del prototipo sin que este cumpla las expectativas. Los buenos resultados no siempre están garantizados.

La metodología Design Sprint puede ayudar a conocer en profundidad el diseño, prototipo y evaluación de su producto, que se entregará de manera ágil, favoreciendo la experiencia del cliente.

Metodologías de innovación
SOBRE EL AUTOR
Esteban Patiño
Esteban Patiño

Art & UX Leader

COMENTARIOS