Enamora a tus empleados y ellos enamorarán a tus clientes

| Human-centered |

Las empresas más innovadoras comprenden que su activo más valioso son sus colaboradores, pero a su vez, que son los activos más complejos de gestionar y retener. Un empleado satisfecho es capaz de alinearse con los valores de la empresa y reflejarlos directamente al cliente, pero ¿cómo motivarlos?

 

Un buen CX interno retiene talentos

Según un estudio de Gallup, el 51% de los trabajadores estaban pensando dejar su trabajo. Por otra parte, Jobvite afirma que a pesar de que el 70% de los empleados dice sentirse bien en su situación actual, el 66% no descarta que podría irse en caso de que surja una oportunidad mejor.

Esto habla del poco compromiso que los colaboradores sienten por su empresa.

¿Por qué no se genera fidelidad en los trabajadores?

 

Generalmente existe un buen método dentro del departamento de recursos humanos para reclutar los mejores talentos, pero no cuentan con una estrategia para retenerlos.

Se cree, erróneamente, que la satisfacción se limita a compensar con salarios competitivos, bonos y prestaciones, cuando en realidad, lo que el empleado espera es que se reconozca su trabajo y se le aprecie como persona.

Se debe considerar a los empleados como clientes internos, y como tales, es indispensable que tengan buena experiencia dentro de la empresa para dar lo mejor de sí y reflejarlo en el trato con sus clientes.

Para ello, se requiere de una estrategia formal de Customer Experience o CX interno que motive y retenga.

A continuación, algunos puntos necesarios dentro del plan:

 

Dar oportunidad de crecimiento y capacitación

 

Un empleado debe tener metas claras y la oportunidad de avanzar profesionalmente dentro de la empresa: estar en evolución continua, capacitándose y aprendiendo de sus experiencias.

Debe sentirse retado con pruebas de desempeño que demuestren sus avances y de lo que es capaz. 

Reconocer sus esfuerzos

 

Los lazos de fidelidad surgen cuando se adquiere un sentido de pertenencia. Esta se da cuando el individuo tiene la certeza de que su presencia en un lugar es necesaria y que sus aportes son útiles en el cumplimiento de un objetivo común.

Es necesario expresar al empleado lo valioso que resulta su trabajo y reconocer su esfuerzo para que se sienta satisfecho.

Si se comete algún error, no se debe atacar a la persona directamente, sino pedir que se enfoque en analizar el problema, por qué surgió y cómo puede solucionarlo. Un error no es un fracaso, sino una oportunidad para mejorar.

 

Una buena comunicación

 

Tener una comunicación constante, abierta y en dos vías con el equipo de trabajo es básica para conocer sus necesidades, aspiraciones e ideas.

Se debe generar una relación de confianza y pedir su opinión ante la resolución de problemas.

Esta lluvia de ideas resulta muy útil para la empresa y es un elemento de valor importante para los empleados.

Recompensa total

 

Una recompensa total se refiere a la combinación de incentivos que se ofrecen a un colaborador a cambio de su trabajo y otorgan un valor diferenciador a la empresa.

No solo son monetarios, también se trata de incentivos intangibles como el ambiente laboral, calidad de vida, flexibilidad de horario, oportunidad de trabajar a distancia, etc.

Los empleados son esenciales en el desarrollo de una empresa, de su satisfacción depende que tengan un buen desempeño, fidelidad y compromiso, lo que se verá reflejado en una mayor productividad y un buen trato con los clientes.

Es necesario generar en ellos un sentido de pertenencia con la empresa, la cual se consigue a través del reconocimiento a su trabajo, tomando en cuenta sus opiniones y brindando oportunidades de crecer. 

Ebook Tranformando RH
SOBRE EL AUTOR
Fernando Riveroll
Fernando Riveroll

Customer Experience Expert

COMENTARIOS