Rompe paradigmas, ¡revoluciónate en la era digital!

| Tactics & Strategy |

En esta era digital, las organizaciones se juegan su supervivencia y posicionamiento en un mercado altamente competitivo.

No existe descanso: todos los días se cuestionan, todos los días se replantean y se arriesgan a innovar para adaptarse a nuevas tecnologías, nuevas tendencias y nuevas oportunidades.

La globalización y el avance tecnológico obligan a los empresarios a pensar en desarrollar estrategias nuevas que le permitan lograr un mayor alcance en el mercado y así generar ganancias y posición ante la competencia.

El uso del internet y de las redes sociales ha transformado la vida y comportamiento de las personas, desde su manera de comprar, hasta el modo de expresar sus gustos y necesidades.

Todo pueden lograrlo desde la palma de su mano, a través de un teléfono inteligente.

 

Grandes resultados, poca inversión

 Todo esto pone de manifiesto una necesidad que va en aumento: desarrollar estrategias de marketing digital en las organizaciones.


Estas deben ir alineadas a las últimas tendencias tecnológicas y de comunicación para el mejoramiento de la imagen y el protagonismo de la marca.

Aplicar estrategias de marketing no representa una gran inversión monetaria. De hecho, requiere mucho menos recursos presupuestarios que cualquier otra campaña publicitaria para un producto o servicio.

Son acciones intangibles que generan resultados palpables y metálicos a corto y mediano plazo.

 

Innovación basada en empatía

 Cada acción estratégica realizada puede medirse y generar datos útiles para la toma de decisiones.


La analítica que estas métricas arrojan hace que las ideas aterricen en próximos pasos para una nueva producción, cada vez más asertiva a los gustos y necesidades reales de los clientes.

Asimismo, la interacción entre el consumidor y el empresario a través de estas estrategias es directa y constante, a diferencia del mercado tradicional.

Gracias a estas acciones digitales, el consumidor puede tener una mayor participación y conseguir lo que realmente desea.

El cliente sabe cuándo una empresa cuenta con un plan estratégico de marketing digital y cuándo no.

Sabe cuándo un CEO toma parte en las últimas tendencias tecnológicas y puede notar cada esfuerzo que se hace por ganar personas y posición entre la competencia.

La comunicación tiende a ser bidireccional, es decir, las empresas ahora pueden empoderar a sus clientes frente a su marca, permitiéndoles sugerir, modelar, reclamar o felicitar.

Como resultado, la marca crece y evoluciona. Es una estrategia en la que todos ganan.

 

Ventajas de tener un plan estratégico de marketing digital

 Entre los beneficios más destacables se encuentra la hiper-segmentación de los targets de clientes (tomando como ejemplo a la industria hotelera), una estrategia que ha ayudado a las empresas a personalizar sus productos y servicios para cada segmento de personas, ayudando a diseñar métricas específicas para cada caso.

 

Las organizaciones que cuentan con un plan estratégico de marketing digital aprenden del entorno, desarrollan inteligencia comercial.

 

Se saben amoldar a cualquier circunstancia y se mantienen en un mejoramiento continuo que no necesita de grandes inversiones de consultoría.

 

Los Chatbots, la Inteligencia Artificial (AI), el Big Data, los Servicios Colaborativos en la Nube (Cloud) y las experiencias de alto impacto al cliente generadas por la Realidad Virtual conforman una cadena de tendencias tecnológicas que muy pronto se sumarán al plan estratégico de marketing digital de muchas organizaciones.

 

Y tú, ¿te sientes preparado para enfrentarlas?

Creatividad para empresas
SOBRE EL AUTOR
Luis Estrella
Luis Estrella

Content Strategist

COMENTARIOS