Marketing disruptivo: ¿Qué es y por qué implementarlo en las empresas?

| Out of the box |

Con la cantidad de estímulos que se reciben actualmente a través de los medios digitales, o de los medios masivos tradicionales de comunicación como radio, TV y prensa;o con el simple hecho de caminar por la calle, cada vez resulta más complicado atraer la atención de las audiencias.

Por eso, y para que tu marca pueda sobresalir entre la competencia, presentaremos a continuación el marketing disruptivo y su relevancia en cualquier estrategia organizacional.

¿Qué es el marketing disruptivo? 

El marketing disruptivo corresponde al conjunto de técnicas que son creadas con el objeto de llamar la atención y resaltar entre todo lo demás con un elemento sorpresa que va más allá de lo establecido.

 

¿Cómo funciona?

En esencia, el marketing disruptivo busca cambiar la manera en que la empresa afronta la relación con sus clientes, bajo la premisa de romper paradigmas.

Durante el proceso creativo, no debemos limitarnos solo a buscar necesidades evidentes en el consumidor para ofrecer soluciones innovadoras, sino ir más lejos y profundo, detectando necesidades emocionales o psicológicas que incluso él no ha identificado con claridad, pero que están latentes, para posteriormente ofrecer de manera innovadora la respuesta. 

 

¿Cómo influye el marketing disruptivo en los modelos de negocio?

Una empresa que adopta la innovación disruptiva, busca consumidores en las capas bajas del mercado, es decir, en sectores que las grandes corporaciones desatienden; o bien, crea un nuevo mercado donde antes no existía ninguno, ofreciendo una propuesta de valor completamente distinta a lo, hasta entonces, conocido. 

La ventaja de seguir el modelo disruptivo es que la empresa no requiere de abrirse paso luchando con grandes competidores, porque cada uno posee su propio mercado.

Una empresa con un modelo de negocio disruptivo da importancia al elemento colaborativo de los usuarios a partir de sus interacciones en diversos medios, atendiendo sus demandas para crear soluciones.

A continuación, mostramos el caso Netflix, que inició utilizando el esquema de innovación disruptiva.


Netflix

Cuando la hoy popular plataforma de películas y series inició en 1997, su oferta inicial, que consistía en una plataforma en línea con un amplio catálogo de películas, las cuales eran recibidas por los usuarios en sus casas después de varios días, no resultaba atractiva para los clientes de la cadena de renta de películas Blockbuster, quienes rentaban estrenos que podían llevarse a casa de forma inmediata. 

Blockbuster no vio a Netflix como una amenaza, ya que abarcó en un principio un mercado ignorado por ellos: cinéfilos de culto, los primeros usuarios de DVD y las pocas personas que se sentían cómodas haciendo compras en línea en aquel entonces.

Si la plataforma online se hubiera lanzado pretendiendo competir por los clientes de Blockbuster, tal vez este hubiera reaccionado a tiempo y las cosas serían muy diferentes para ambas empresas.

Netflix hoy cuenta con 8.33 millones de suscriptores y 3.29 mil millones en ganancias.

Por otra parte, no solo el modelo de negocio de Netflix es disruptivo, también utiliza este proceso creativo en su estrategia de marketing al promocionar sus series exclusivas. He aquí un claro ejemplo:


House of Cards

Para el lanzamiento de la cuarta temporada en marzo de 2016, se utilizaron diferentes estrategias según el país. Por ejemplo, en Argentina, se envió a periodistas una carta firmada por el presidente Underwood con ¡una pantufla! que suponía ser suya, prometiendo enviar la otra si ganaba las elecciones.

Generalmente, el marketing disruptivo puede ser tan simple como detectar imperfecciones en el producto y mostrarlas abiertamente, proponer usos alternos y poco comunes, o crear un pequeño detalle fuera de lugar en su publicidad que genere asombro. 

 

#Let'sPlay

Descarga aquí
SOBRE EL AUTOR
Ximena Sánchez
Ximena Sánchez

Gerente de Mercadotecnia y Comunicación Interna

COMENTARIOS