La experiencia del empleado es un tema de todos: descubre cómo Coca-Cola lo hace

| Human-centered |

La impresión que se forma el usuario tras sus interacciones con una marca conforma la experiencia de cliente. Si ésta es buena, generará un vínculo afectivo y de fidelidad con la empresa y el producto.

Para lograr que estas interacciones sean positivas, es necesario que los empleados, responsables de que la empresa funcione y quienes dan la cara por la marca, experimenten personalmente aquello que se busca transmitir a los clientes.

La experiencia del empleado debe ser algo especial.

El caso Coca-Cola en la experiencia de empleado

Coca-Cola siempre se ha caracterizado por vender experiencias. Sus spots publicitarios y marketing en general buscan provocar emociones y empatía en el espectador.

Algunos de sus slogans a través de los años lo dejan claro: "Todo va mejor con Coca-Cola", "La chispa de la vida", "Sensación de vivir", "Destapa la felicidad". Coca-Cola utiliza la felicidad y el optimismo como estrategia.

Coca-Cola sabe que un empleado satisfecho requiere más que una buena paga, necesita un "salario emocional" que le brinde experiencias que generen compromiso, por ejemplo, reconoce la importancia de equilibrar el trabajo y vida personal y establece políticas de conciliación familiar que incluyen horarios flexibles, opción de trabajo remoto y más días de descanso.

Sus instalaciones cuentan con todo lo necesario para hacer la vida de los empleados más cómoda, como restaurante, un gimnasio, fisioterapia y servicio médico, entre otros. Sus espacios de oficina son modernos, cómodos y abiertos al trabajo colaborativo. 

Su política de gestión de talentos favorece el crecimiento profesional en las áreas de interés para cada empleado.

En general, se hace todo lo posible para hacer su vida más fácil.

Coca-Cola Iberia, por ejemplo, ofrece el servicio
"Easylife", que se encarga de gestionar tareas cotidianas para los empleados, desde pasar a la lavandería hasta buscar algún fontanero de confianza.

Programas de fidelidad

 Para favorecer experiencias positivas entre sus empleados, Coca-Cola cuenta con un programa de embajadores de marca, Brand Ambassador Program, que motiva a sus miles de colaboradores alrededor del mundo a representar y promover a la empresa y sus productos.

Es esencial que los empleados conozcan a fondo la empresa y se sientan satisfechos en ella para poder transmitir su misión y valores.

En el programa se brindan contenidos y experiencias que involucran a los trabajadores y les hacen comprender la trascendencia de los proyectos de la marca. 

Entre otras acciones, se motiva a los embajadores a compartir en redes sociales quiénes son, qué hacen, cómo ayudan a Coca-Cola, su comunidad y el mundo, con el espíritu de alegría que siempre ha caracterizado a su imagen corporativa.

Los principales beneficios de este tipo de programas en general es un aumento en la productividad, reducción de costos de marketing y mayor retención de los empleados.

Coca-Cola es una empresa consciente de la importancia de la satisfacción de sus colaboradores para que den lo mejor de sí.

A través de la experiencia del empleado se busca que se sientan orgullosos de lo que hacen, transmitiendo esa felicidad y positivismo hacia el exterior.

Employer Branding Playful
SOBRE EL AUTOR
Playful

COMENTARIOS