Inyectando el ADN de CX e innovación desde el primer día

| Human-centered |

El IoT (Internet de las cosas), la inteligencia artificial y el cloud computing, son solo algunas de las muchas tendencias tecnológicas que están tocando cada fibra de los diferentes sectores empresariales y han hecho que innovar, sea fundamental para que una organización siga siendo exitosa a lo largo del tiempo.

Cuando una empresa deja de innovar, pierde clientes, prestigio y, por supuesto, ganancias. Por lo que es muy importante que ninguno de sus miembros se cierre a la idea de actualizar los métodos de trabajo, productos y servicios.

Además, las estadísticas indican que aproximadamente el 80% del potencial de mejora de una empresa, proviene de los colaboradores, y no de la directiva. De modo que la necesidad de promover una cultura de innovación en toda la organización, se hace cada vez más evidente.

Cómo cultivar una cultura de innovación

Como toda cultura organizacional, el ADN Innovador y  CX (experiencia de cliente) no se inyecta de la noche a la mañana, ni se declara en toda la organización como un momento puntual. Implantar la cultura de innovación en los colaboradores requiere tiempo.

Si una empresa desea que sus colaboradores ofrezcan una experiencia diferente a los clientes, vivan una experiencia única en su entorno laboral y manifiesten un espíritu innovador, es la empresa la que debe crear las oportunidades e incentivar estas acciones. Algunas formas de hacerlo son:

1. Integrando colaboradores con perfiles diferentes, diversas habilidades y formación, para que afronten los desafíos desde varias perspectivas.

2. Leyendo mucha información actualizada sobre innovación en el sector de la empresa, animando a los empleados a hacer lo mismo para estar al tanto de las tendencias y novedades del mercado.

3. Siguiendo el consejo de Jeff Bezos: pensar siempre como si la empresa estuviese teniendo su primer día, focalizados en un constante crecimiento.

4. Promoviendo el intercambio de conocimientos, por ejemplo, creando eventos donde personas innovadoras cuenten cómo sus industrias han aprovechado sus ideas para progresar.

5. Suministrando herramientas de colaboración a los trabajadores que les permitan dar a conocer sus ideas dentro de la organización.

Integrar a un colaborador a la cultura de innovación desde el primer día

La integración de los nuevos colaboradores es fundamental si se quiere brindar una mejor experiencia, comodidad, y lograr que permanezcan por un tiempo prolongado en la empresa. Para ayudarlo a entender la cultura organizacional y enamorarlo desde el primer día, es necesario lo siguiente:

1. Ofrecer a los colaboradores una experiencia distinta en los aspectos cotidianos y comunes de una organización, desde su bienvenida y recorrido por las instalaciones, hasta una simple solicitud de vacaciones al área de Recursos Humanos.

2. Asegurarse que el nuevo colaborador tenga todos los recursos que necesite. Entre ellos, dispositivos con acceso a la Intranet, a Internet, a los servicios en la Nube de la corporación y a las herramientas de colaboración que se hayan implementado.

3. Elaborar un manual o mecanismo interactivo que incluya todo lo que el empleado debe conocer sobre la cultura organizacional: estructura empresarial, filosofía de la organización (sobre todo en materia de innovación), los beneficios de trabajar en la empresa y qué se espera de él.

4. Comunicarse constantemente con el empleado para saber su opinión con respecto a su ingreso y adaptación a la organización.

El ADN de la innovación y CX debe ser demostrado desde los altos niveles jerárquicos de la organización en cascada al resto de los colaboradores.

Los beneficios de una cultura innovadora se percibirán en la apertura a nuevas ideas, adaptación al cambio y en una nueva forma de pensamiento enfocado en brindar soluciones y una mejor experiencia.

Ebook Tranformando RH
SOBRE EL AUTOR
Fernando Riveroll
Fernando Riveroll

Customer Experience Expert

COMENTARIOS