Existe el sueldo emocional y es más importante que el económico, ¡descubre por qué!

| Human-centered |

En los últimos años, los criterios y actitudes de los trabajadores ante el salario han sufrido cambios. Hoy los colaboradores buscan algo que les retribuya no sólo sus necesidades económicas, sino también su bienestar emocional, es por eso que son cada vez más las organizaciones que han venido enfocando sus esfuerzos en cambiar los esquemas de trabajo tradicionales, por aquellos donde se pueda ofrecer bienestar y apoyo a sus trabajadores, para asegurar su productividad y permanencia en la organización.

¿Qué es el Salario Emocional?

Son todas las retribuciones no económicas que el trabajador puede obtener de la empresa, cuyo propósito es incentivar de forma positiva la imagen que tienen sobre su ambiente laboral e incrementar su productividad, así como satisfacer las necesidades personales, familiares o profesionales, mejorando su calidad de vida y fomentando un buen clima organizacional.

Este nuevo esquema de trabajo agiliza los tiempos de respuesta, mide los resultados de forma efectiva, permite atender asuntos vitales sin necesidad de estar presente, da mayor valor a trabajar con sentido de compromiso y fomenta relaciones de igualdad más allá de la edad o cualquier ideología.

Principales elementos que conforman el Salario Emocional

Existen organizaciones que se han situado en la vanguardia de la gestión del talento y del cuidado de su capital humano, estas ofrecen a sus empleados un salario emocional que les ayude a conciliar la vida profesional y familiar, por esta razón, llegan a ser las empresas preferidas por las nuevas generaciones millennials y se han convertido en las “best places to work”.

Considerando las necesidades de los trabajadores y el interés de las empresas por conservar y mantener motivados a sus empleados, las mismas han estimado importante tomar en cuenta lo siguiente:

1. Salud y Bienestar
Abarca formas de estimulación deportiva, transporte, actividades culturales, descanso en horarios laborales, salas con juegos y otras distracciones.

2. Flexibilidad y acuerdos en el trabajo
Comprende el teletrabajo (trabajo a distancia), permisos retribuidos, días libres, flexibilidad horaria, vacaciones.

3. Cambio Cultural
Propicia iniciativas de inclusión, igualdad de oportunidades, trabajo en equipo y planes multigeneracionales, los cuales buscan generar equidad y unión basada en la amistad y el compromiso de quienes conforman la organización.

4. Cuidado de Dependientes
Comprende el auxilio educativo, cuidado de mayores, cursos de vacaciones y extracurriculares, apoyo a labores domésticas y  servicios de adopción.

5. Desarrollo y crecimiento
Abarca la formación online, alianzas con universidades, acuerdos corporativos, planes de carrera, ayudas económicas para el pago de alguna formación o facilidad para asistir a esas formaciones.

6. Beneficios Sociales
Incluyen el beneficio de seguros de vida o gastos médicos, créditos, planes para el retiro, programas de apoyos para la educación de los hijos, apoyo con el transporte o guarderías.

¿Por qué utilizar el Salario Emocional como Estrategia Organizacional?

Existe la tendencia a pensar que la mejor motivación puede ser un buen salario y, si bien es cierto que el trabajo tiene que ser recompensado con un salario digno, no es menos cierto que sin motivación no hay retención de talento y los empleados acabarán marchándose.

En suma, el salario emocional se constituye como una de las mejores estrategias dentro de las empresas, la cual apuesta a fidelizar a los empleados por medio de brindarles una mejor experiencia (CX), debido a que se disminuye la rotación de personal y al mismo tiempo se crean equipos de trabajo más productivos y motivados, lo que se traduce en mejores resultados.

Employer Branding Playful
SOBRE EL AUTOR
Fernando Riveroll
Fernando Riveroll

Customer Experience Expert

COMENTARIOS