Diseño web: ¿responsivo o adaptativo?

| Tactics & Strategy |

El mundo está en constante evolución y cada día es mayor el impacto de la tecnología en nuestras vidas. Ahora, obtener información de forma instantánea y desde cualquier lugar es un requisito para las marcas, que deben modernizar sus sitios web. De hecho, la navegación desde dispositivos móviles tiene una penetración superior al 60% a nivel mundial.

 

El desafío: un diseño atractivo desde cualquier dispositivo


Los responsables del diseño web de muchos sitios se encuentran ante el reto de lograr interfaces que mantengan un aspecto amigable y atractivo para los usuarios de cualquier tipo de pantallas, ya sea para computadoras personales, tablets y smartphones. De allí, nacieron dos alternativas: el diseño adaptativo y el diseño responsivo.

Pero, ¿en qué consiste cada uno de ellos?

En esencia, ambos funcionan mediante la reorganización de los elementos de la página web en pantallas de diferente resolución, para que puedan ser visualizados de cualquier manera.

Sin embargo, "responsivo" y "adaptativo" no son exactamente lo mismo; cada uno tiene su manera de lograr los resultados esperados.

Diseño responsivo

Mediante este diseño, la información de la web se reestructura a la resolución en la que es vista y así también se optimiza el espacio disponible para ello. El código para programar el sitio web utiliza medidas proporcionales, en lugar de valores específicos que de ninguna manera podrían variar en diferentes dispositivos.

Una ventaja de este diseño es que los datos enviados por el sitio siempre son los mismos en cualquier consulta y luego son reestructurados, según la pantalla del equipo utilizado.

Esto, además, permite que la información pueda ser consultada al colocar el dispositivo en cualquier posición, ya sea horizontal o vertical, lo que es compatible con la función de rotación de los teléfonos inteligentes.

Sin embargo, presenta algunas desventajas, como lo es el ocasional uso del zoom para acceder a algunos datos que podrían llegar a verse pequeños, además de un proceso de carga algo más lento, lo que involucra un mayor consumo de datos.

Diseño adaptativo

El diseño web adaptativo consiste en desarrollar varios modelos para una misma página, que involucra tamaños fijos y preestablecidos de sus elementos para ser visualizados en cada tipo de pantalla.

Así, el sitio tendrá diferentes versiones que serán mostradas según la pantalla del dispositivo utilizado, los cuales cargarán aquel diseño que mejor se adapta a ella.

Esto proporciona una gran ventaja al lograr velocidades más rápidas, debido a que el sistema no debe "pensar" demasiado cuál diseño debe mostrar para una correcta visualización, lo cual además mejora la experiencia del usuario al visitar la página.

Pero este diseño conlleva costos de desarrollo más elevados que los de uno responsivo, pues deben elaborarse varias interfaces para un mismo fin, por lo cual requerirá mucho más trabajo.

 

¿Cuál es más conveniente?

La respuesta a esta pregunta depende completamente de qué tipo de página web se va a desarrollar. Es necesario evaluar aspectos como el target, la temática, las funcionalidades requeridas y el tipo de información que se comparte.

Los dos son ampliamente utilizados, pero lo importante es determinar cuál conviene a los intereses de cada sitio, con el objetivo principal de garantizar una mejor experiencia al usuario. 

 

#Let'sPlay

Descarga aquí
SOBRE EL AUTOR
Esteban Patiño
Esteban Patiño

Art & UX Leader

COMENTARIOS